13116-preparar-examenes-ninos

TDAH y su repercusión en el ámbito educativo

El Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurobiológico que se caracteriza por dificultades en la atención, la hiperactividad y la impulsividad. Estas dificultades pueden tener un gran impacto en el ámbito educativo, tanto para el niño o adolescente con TDAH como para sus compañeros de clase y profesores.

Pero, ¿sabes cómo te afecta el TDAH en el ámbito educativo? A continuación, te explicamos cómo influye este trastorno en el rendimiento educativo de los alumnos.

El TDAH y los problemas que causan en el ámbito educativo

El TDAH no es la «falta de voluntad» o «falta de esfuerzo» por parte del niño o adolescente. En realidad, es un trastorno neurobiológico que afecta la capacidad del cerebro para regular la atención, la impulsividad y la hiperactividad. Esto puede hacer que sea difícil para el niño o adolescente con TDAH seguir instrucciones, permanecer sentado en su lugar, esperar su turno, organizar tareas y mantener la atención en tareas aburridas.

Los estudiantes con TDAH muestran diferencias significativas en comparación con sus compañeros, lo que afecta tanto al dominio de sus habilidades sociales como a su rendimiento académico. 

Ana Miranda Casas, en su libro “Estudiantes con deficiencias atencionales”, muestra que un 15% de los estudiantes con TDAH tenían problemas de adaptación con los profesores y el 28% presentaba dificultades en las relaciones con los compañeros.

Las dificultades en el rendimiento académico aún eran más acentuadas: un 21,4% asistían a aulas de educación especial, un 42,4% habían repetido ya uno o más cursos, el 48% experimentaba problemas en su rendimiento y el 81,6% necesitaba ayuda diariamente para realizar sus deberes.

¿Cómo influye el TDAH en el ámbito educativo?

En el ámbito educativo, el TDAH puede manifestarse en dificultades para seguir las instrucciones del profesor, completar tareas escolares y mantener la atención en las lecciones. Para un niño o adolescente con TDAH seguir el ritmo de la clase puede ser complicado, con dificultades para organizar sus tareas y materiales escolares.

También pueden manifestarse en dificultades para trabajar en equipo y mantener relaciones interpersonales saludables con sus compañeros de clase.

En el caso de los profesores, este problema puede manifestarse en comportamientos disruptivos en clase, dificultad para completar tareas y un rendimiento académico inconsistente. Esto puede ser frustrante tanto para el profesor como para el niño o adolescente con TDAH, ya que puede sentir que no está recibiendo el apoyo adecuado para alcanzar su potencial académico.

Afortunadamente, hay maneras de abordar estos desafíos y proporcionar apoyo a los niños y adolescentes con TDAH en el ámbito educativo. Un enfoque importante es proporcionar intervenciones conductuales y terapias, como la terapia conductual cognitiva (TCC) y la terapia de intervención de liderazgo (TIL).

Estas terapias pueden ayudar a los niños y adolescentes con TDAH a desarrollar habilidades de atención, impulsividad e hiperactividad, además de mejorar su rendimiento académico.

comparte este artículo