milk-1498524_1280

Seis desayunos para fomentar la alimentación saludable en el recreo

La alimentación es fundamental en la salud de una persona. Pero en niños y adolescentes en pleno desarrollo y crecimiento, más aún. Por eso es importante planificar las dietas de manera saludable y variada. Y para ello el primer paso es el desayuno, la comida más importante del día, ya que influye en la salud y condiciona nuestro rendimiento y nuestra energía para el resto del día.

Sin embargo, son muchos los estudiantes que no comen nada a media mañana, ya sea por falta de tiempo para prepararlo, por falta de ganas o simplemente porque no saben qué llevarse. ¿A ti también te pasa?, ¿no sabes qué comer en el recreo? ¡Sigue leyendo!

Los mejores desayunos para el recreo

1. Los sándwiches, un clásico.

No falla, es pensar en el desayuno del recreo y a todos se nos viene a la mente lo mismo: un sándwich o un bocadillo. Aunque lo preferido siempre es el el chocolate o la nocilla, también puedes hacer que tu sándwich sea saludable. Prueba a comer sándwiches mixtos, de lechuga y tomate, atún, etc. Además, como puedes prepararlo de mil maneras diferentes, ¡es la forma más sencilla de seguir una dieta variada!

2. Snacks.

Otra opción muy cómoda son los snacks, pero no el tipo de snacks que seguramente estarás pensando. Di «adiós» a las galletas, las barritas de chocolate o los bollos; opta en su lugar por barritas de cereales o tortitas. En los últimos años se han puesto muy de moda los pequeños envases con tortitas de maíz o de arroz inflado con diferentes acompañamientos (chocolate, yogur, coco, etc.). Y no tienes que preparar nada, solo tienes que cogerlo ¡y listo! Rápido, cómodo y sano, ¿qué más se puede pedir?

3. Fruta.

La fruta es una parte fundamental en toda dieta saludable. Manzana, melocotón, plátano, mandarina… Hay tantas que puedes llevar una pieza de fruta (preferiblemente de temporada) diferente cada día o, si lo prefieres, también puedes llevar una variedad de frutas cortadas en un táper. 

4. Bebidas.

No solo importa lo que comemos, lo que bebemos también influye en nuestra salud. Olvídate de los zumos —que contienen una gran cantidad de azúcar— y toma bebidas bajas en azúcares como yogures bebidos. Y si no eres un gran fan de estos últimos, también puedes llevarte el yogur en su envase tradicional: natural, de sabores, con frutas… ¡el que más te guste!

5. Frutos secos.

Para muchos, los frutos secos son los grandes olvidados de la dieta, pero en realidad son más beneficiosos de lo que pensamos. Anacardos, almendras, nueces… todos tienen una propiedad diferente, llévate un puñado de frutos secos variados ¡y empieza el día con la mejor combinación posible para tu metabolismo!

6. Como excepción, algo dulce.

Seguir una dieta sana no quiere decir que no se pueda tomar absolutamente nada dulce. Eso sí, para seguir en la línea de alimentación saludable, debes evitar la bollería industrial —que tiene un exceso de azúcares y aditivos— y optar por los dulces caseros. ¡Más sano y más creativo!

¿Ves como hay multitud de opciones ricas, rápidas, baratas y sencillas? ¡Sigue estos consejos y da al desayuno la importancia que se merece!

comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Abierto plazo de matrícula para el curso 2019/2020MÁS INFORMACIÓN
+ +