girl-being-tired-after-doing-her-homework-with-copy-space-scaled.jpg

¿Qué trastornos del aprendizaje provoca el TDAH?

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno psicológico crónico que afecta a millones de niños en todo el mundo, y que a menudo también continúa en la edad adulta. 

Puede afectar significativamente al funcionamiento académico y al aprendizaje de una persona. Los síntomas del TDAH, como la dificultad para prestar atención y concentrarse, la impulsividad y la hiperactividad, pueden interferir con la capacidad de una persona para participar en actividades académicas y para obtener un rendimiento adecuado en la escuela.

Pero, ¿sabes cuáles son los trastornos del aprendizaje que provoca el TDAH? A continuación, te explicamos cuáles son los más habituales y, sobre todo, los que más hay que vigilar para mejorar la capacitación académica del niño.

Los trastornos más habituales que provoca el TDAH

A pesar de que los trastornos del TDAH pueden ser muchos y muy variados, algunos de los más habituales, y que más relacionados pueden estar con este trastorno, incluyen los siguientes:

  • Dificultad para leer y escribir: Los problemas de atención y concentración pueden dificultar la comprensión de textos largos y complejos y pueden afectar a la capacidad de una persona para seguir instrucciones escritas.
  • Dificultad para organizar tareas y tener problemas de memoria a corto plazo: Los problemas de atención y organización pueden hacer que sea difícil seguir una secuencia lógica o recordar detalles importantes.
  • Problemas para iniciar o terminar tareas: La impulsividad y la hiperactividad pueden dificultar la capacidad de una persona para iniciar o terminar tareas, especialmente si estas tareas son largas o tediosas.
  • Dificultad para comprender conceptos abstractos: Los problemas de atención y concentración pueden dificultar la capacidad de una persona para comprender conceptos abstractos o para realizar inferencias o conclusiones.
  • A menudo, los niños con TDAH cometen más errores en aquellas actividades que precisan de rapidez y agilidad.
  • Trastornos en el habla: el TDAH puede expresarse también con Dispraxia o torpeza motora del habla, que consiste en un déficit en la expresión de la palabra por una lengua poco coordinada o torpe.

Es importante tener en cuenta que el TDAH puede afectar a la capacidad de aprendizaje de una persona de diferentes maneras y que cada individuo puede experimentar síntomas y dificultades diferentes. 

No obstante, en la mayoría de los casos, los niños diagnosticados con TDAH suelen experimentar un rendimiento académico más bajo que los niños que no tienen este trastorno.

Por eso, es fundamental que se trabaje con un profesional de la salud y con la escuela para determinar las necesidades específicas de aprendizaje de una persona con TDAH y para adaptar el entorno educativo a sus necesidades.

comparte este artículo