imagen-ley-educacion.jpg

Las claves de la nueva ley de educación

La nueva ley de educación tiene varios puntos que es importante comentar. Es un tema de interés tanto para profesores, como para padres y alumnos. Así que presta atención, porque, hoy, te contamos todas las claves de la nueva ley de educación.

La nueva ley de educación: Todas sus claves

A continuación, te mencionamos las principales claves de esta nueva ley de educación:

  1. Repetición a la carta: En primer lugar, la nueva ley de educación permitirá que se pueda pasar de curso, aunque se suspendan todas las asignaturas. Dependerá de los profesores determinar si el alumno debe o no pasar de curso. Pero, técnicamente, se podría decidir que pasen de curso, aunque hayan suspendido todas. Esto no será así en el Bachillerato, donde se podrán suspender hasta un máximo de dos.
  2. Sólo dos repeticiones: Asimismo, los alumnos no podrán repetir más de dos veces el mismo curso. De nuevo, es probable que ni siquiera se llegue a ese extremo, porque la ley especifica que la repetición de curso debe ser una medida excepcional, aplicable sólo cuando no queden más alternativas.
  3. Habrá que recuperar… o no: Además, aunque la ley indica que sería recomendable que los alumnos tengan que recuperar las asignaturas suspendidas (aunque pasen de curso), lo cierto es que esta decisión seguirá recayendo sobre los profesores, que podrán decidir que no sea necesario recuperar dichas asignaturas.
  4. A la selectividad con suspensos: Otra novedad de esta ley educativa es que se podrá acudir a la selectividad (las PAU) con asignaturas suspendidas. Eso sí, siempre que la media total sea superior a 5. Sin embargo, aunque se haga esta salvedad, lo cierto es que es algo sorprendente. ¿Poder acudir a la Universidad sin haber superado con éxito el Bachillerato? Suena extraño.
  5. Adiós a las repescas: También se suprimen los exámenes de recuperación de junio y septiembre. Resulta especialmente llamativa esta medida, pues, al mismo tiempo que se facilita el pasar de curso sin aprobar, se elimina la posibilidad de, efectivamente, aprobar y merecer pasar de curso. Aunque, por otro lado, tiene sentido: Si no es necesario aprobar para pasar de curso, ¿para qué dar la oportunidad de hacerlo? 
  6. Adiós a la filosofía: Por último, la filosofía desaparecerá como asignatura optativa en la ESO, aunque pasará a tener un mayor peso en el Bachillerato. Lo cierto es que, pese a que esta medida es la que más revuelo ha generado, ya antes de esta ley educativa la filosofía en la ESO no se trabajaba especialmente bien, así que no va a haber grandes diferencias al respecto.

Como ves, las claves de la nueva ley de educación siguen la línea que venían siguiendo las anteriores leyes educativas: Empeorar la calidad de la enseñanza y rebajar hasta niveles absurdos lo exigente que ésta es. Nos gustaría no tener que decirlo, pero es así.

comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email