studying-951818_1280

Exámenes finales: la guía definitiva para planificarlos y obtener buenos resultados

Cada año llega diciembre y, con él, las ganas de vacaciones, de desconectar, de pasar los días rodeados de nuestra familia y amigos, etc. De hecho, la Navidad se considera una de las épocas más bonitas y esperadas del año. Sin embargo, para los estudiantes también supone un periodo de mucho estrés, ya que el mes viene cargado de trabajos finales, exposiciones, tareas y sobre todo exámenes… muchos exámenes. 

La suma de todo eso hace que los estudiantes teman la llegada del último mes del año. Pero ¡no te preocupes! Tenemos el método definitivo para preparar los exámenes finales de diciembre. ¡Toma nota!

Cómo planificar los exámenes finales de Diciembre

1. Haz un examen de prueba previo.

Es conveniente que hagas un examen de prueba antes de empezar a estudiar. Así, sabrás qué se te da peor y podrás dedicarle más tiempo en tu horario de estudio.

2. Reúne todo lo necesario antes de empezar.

Si estás estudiando y tienes que parar para buscar algo (unas fotocopias, unos ejercicios, los apuntes, etc.), desconectarás y luego te costará volver a concentrarte. ¡Coge todo el material necesario antes de empezar y evita distracciones!

3. No dejes todo para el último momento.

Organiza tu estudio con tiempo. Siempre pueden surgir imprevistos que te retrasen, o incluso puede que, a lo largo de la semana, te pongan nuevas tareas o exámenes. Si vas con el tiempo justo, tal vez no puedas revisar todo el temario… ¡estudia con antelación y olvídate de este problema!

4. Deja tiempo de margen.

Cuando hagas tu horario de estudio, es importante que dejes más tiempo del necesario para cada tarea. A veces nos organizamos dejando el tiempo justo y luego tardamos más de lo que pensábamos. Esto hace que vayamos posponiendo tareas y es entonces cuando llegan los agobios y el estrés. Deja, por ejemplo, media hora o 45 minutos más de lo necesario y, si luego te sobra tiempo, eso que te llevas… Pero, ya sabes, ¡mejor prevenir que curar!

5. No olvides repasar.

Tan importante es estudiar como repasar lo estudiado. A veces, cuando terminamos de estudiar el último tema, apenas recordamos el primero. Ve repasando las primeras lecciones a medida que avanzas y, sobre todo, ¡deja tiempo para repasar todo el día anterior al examen! 

6. Alterna asignaturas.

No dediques un día entero a estudiar matemáticas y otro día entero a estudiar, por ejemplo, biología. El cerebro se satura si dedicas mucho tiempo a lo mismo y disminuirá tu rendimiento. Ve cambiando de asignatura a lo largo del día y el estudio será más productivo y más ameno.

7. Descansa.

Cuando somos jóvenes, tendemos a pensar que somos invencibles y podemos aguantar durmiendo 4 o 5 horas diarias. Pero no, aunque no lo parezca esto afecta de manera negativa a nuestro rendimiento. Descansa lo necesario por las noches y haz pequeñas pausas durante el estudio. Así, aunque dediques menos tiempo a estudiar, rendirás mejor.

Sí, ya sabemos que los exámenes finales de diciembre son una época de estrés, frustración y mucho agobio. Pero la recompensa, o sea, pasar las vacaciones sin nada que hacer, merece la pena, ¿verdad? ¡Sigue estos consejos y aprobarás todos tus exámenes a la primera!

comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Abierto plazo de matrícula para el curso 2019/2020MÁS INFORMACIÓN
+ +

#FrenarLaCurva