girl-3718521_1280

Cómo elegir un buen colegio privado

La educación es muy importante y el progreso académico de los alumnos depende en gran parte de ellos, sí. Pero también hay otros factores que influyen, como, por ejemplo, el plan de estudios, los profesores o el propio centro. Todos los años miles de padres pasan por el mismo dilema: los hijos se hacen mayores y toca elegir colegio.

Ahí es cuando empiezan las dudas… ¿colegio público?, ¿concertado?, ¿o mejor privado? Son muchos los padres que optan por centros más «selectos» y se decantan por los colegios privados. Sin embargo, hay que tener muchas cosas en cuenta para tomar la decisión correcta.

Como sabemos que esto puede ser una tarea de lo más difícil y estresante, te traemos unos cuantos consejos. ¡Toma nota!

10 CONSEJOS PARA ELEGIR EL MEJOR COLEGIO PRIVADO

1º. Infórmate sobre el número de alumnos.

En algunos colegios hay hasta 30 o 40 alumnos por clase. Eso, como comprenderás, influye en la atención y el progreso de los estudiantes, ya que los profesores no se pueden centrar en los problemas de cada alumno. Por eso es importante que busques un colegio con grupos reducidos de alumnos para que el profesor pueda resolver sus dudas y prestar atención a sus problemas. ¡Las clases serán mucho más productivas!

2º. Asegúrate de que ofrezcan clases de apoyo.

Incluso con una atención personalizada durante las horas de clase puede que los alumnos se queden con dudas. ¿Y cómo se soluciona esto? Muy fácil. Con clases de apoyo. Consulta con el colegio si ofrecen clases por las tardes con profesores cualificados que resuelvan las dudas de los alumnos.

3º. Consulta las diferentes modalidades que ofrece el centro.

En la mayoría de colegios privados los alumnos se van a casa después de las clases. Esto hace que en casa se encuentren en un ambiente más relajado y con menos presión y, por ello, les cuesta más concentrarse en los estudios.

Esto no ocurre en los colegios de régimen interno, ya que el alumno estará en un entorno óptimo para el estudio toda la semana, apartado de distracciones y con todas las facilidades y el apoyo de sus profesores para conseguir el máximo progreso académico. Además, esta modalidad de enseñanza hace que los alumnos valoren más su tiempo libre y los ratos en familia o con amigos.

4º. Pregunta por los horarios de atención a los padres.

Especialmente si te decantas por ese tipo de enseñanza de régimen interno, es fundamental que el colegio garantice una buena comunicación con las familias. Por eso debes informarte sobre los horarios de atención por teléfono y el tiempo de respuesta por correo electrónico y elegir un centro que ofrezca respuesta casi inmediata. Solo así podrás olvidarte de estar días esperando para consultar algo con el tutor.

5º. Visita las instalaciones.

Lo ideal es que los alumnos se queden en el mismo colegio durante toda la educación secundaria. Por eso, debes ser consciente de la gran cantidad de horas que van a pasar los alumnos en el colegio y de la importancia de que las instalaciones y los materiales estén en buen estado. Pide información sobre el horario de visitas y así podrás comprobar tú mismo si es el colegio ideal para tus hijos.

6º. Infórmate sobre la plantilla de profesores.

En muchos centros hay profesores que no tienen una plaza fija. En otras palabras, algunos llegan nuevos al colegio y se van cuando termina el curso escolar, dejando sitio a otro profesor.

Esto no es positivo para el aprendizaje de los alumnos ya que a los docentes no les da tiempo a adquirir la cultura, la visión y los valores del colegio ni a hacerse a la manera de trabajo del centro. Procura que la plantilla de profesionales sea más o menos estable y los comienzos del curso serán mucho más productivos.

7º. Apuesta por la evaluación continua.

Hay quienes prefieren jugárselo todo a un solo examen al final del trimestre y estar más relajados durante el curso. Sin embargo, este método de evaluación dificulta el aprendizaje y no valora la constancia, el esfuerzo y el trabajo diario. Pregunta por el método que se utiliza en el centro y elige uno en el que se opte por la evaluación continua.

8º. Asegúrate de que el colegio ofrece actividades extraescolares.

Y no todo va a ser estudiar y hacer deberes, claro. Para que los estudiantes se sientan a gusto en clase y las horas lectivas y los trabajos en grupo den sus frutos es imprescindible que los alumnos se lleven bien entre ellos. ¿Y qué mejor manera de conseguirlo que a través de actividades extraescolares?

Muchos colegios ofrecen actividades de ocio como baile o teatro y actividades deportivas. ¡Así los alumnos harán piña y el curso será mucho más llevadero!

9º. Pregunta por el método de enseñanza.

Hace unos años se decía que la tecnología era el futuro, ¿verdad? Bien, pues ese momento ya ha llegado. Hoy en día se puede hacer casi todo con un ordenador y, por ello, es importante que los alumnos se acostumbren a trabajar con las nuevas tecnologías, ya que lo necesitarán en educación secundaria y niveles posobligatorios.

10º. Pide opinión externa.

A lo mejor conoces a alguien que haya llevado a sus hijos al colegio que tienes en mente. Si tienes alguna duda no dudes en preguntar. Solo así estarás 100 % de que el colegio elegido es el ideal.

Como ves, no todo es precio y cercanía, como solemos pensar. Así que ya sabes, infórmate bien sobre lo que ofrece cada colegio, sigue estos consejos, compara ¡y seguro que tomas la decisión correcta!

comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email