Classroom

Cómo utilizar Google Classroom para estudiar desde casa

Estamos acostumbrados al modelo de enseñanza tradicional: ir al colegio o instituto y sentarnos a escuchar al profesor. Pero ¿qué pasa si no podemos salir de casa?, ¿cómo vamos a estudiar si no podemos ir a clase? Aunque nunca antes nos habíamos hecho estas preguntas, el estado de alarma en el que vivimos nos ha obligado a ello.

Por suerte, hoy en día hay cientos de recursos en internet que pueden facilitarnos mucho las cosas en esta situación, como Google Classroom, la plataforma educativa que está triunfando entre profesores y estudiantes. ¿Todavía no la conoces? ¡Te enseñamos cómo funciona!

¿QUÉ ES GOOGLE CLASSROOM?

Google Classroom es un servicio gratuito de Google que permite a los profesores organizar tareas o clases virtuales y a los alumnos, seguir esas tareas y clases desde casa. Así, se podrá seguir la enseñanza día a día, en lugar de limitar la evaluación a entregar trabajos y actividades finales. 

¿CÓMO FUNCIONA GOOGLE CLASSROOM?

1º. Accede a Google Classroom.

Una de las grandes ventajas de esta plataforma es que podrás descargar la aplicación en tu móvil o tablet o, si lo prefieres, podrás acceder directamente desde el navegador. Cuando estés en la página principal, solo tendrás que iniciar sesión con tu correo de Gmail ¡y listo!

2º. Apúntate a una clase.

Cada profesor debe crear una clase para cada asignatura y grupo de alumnos. Una vez que se haya creado, tu profesor te invitará al grupo o te enviará un código a través del que podrás apuntarte a la clase para asistir a las videoconferencias y consultar el material online.

3º. Consulta las tareas.

En la pantalla principal de cada clase verás una sección de tareas. Ahí podrás consultar cada tema, qué actividades debes hacer y toda la información al respecto: instrucciones, fecha de entrega, calificación, material necesario, etc. 

¡Y eso no es todo! En esta sección, además, el profesor no solo podrá mandar ejercicios escritos para entregar, sino también juegos de preguntas como Kahoot o cuestionarios online de todo tipo: tests, preguntas de desarrollar ¡y mucho más!

4º. Mira el tablón cada día.

Como ves, esto es muy fácil de consultar si tienes pocas asignaturas y pocos temas, pero ¿qué pasa si tienes una clase para cada asignatura y varios temas dentro? ¿Vas a revisar si hay tareas pendientes en cada tema? ¡No es necesario! Solo tendrás que mirar el tablón de la asignatura y ahí podrás comprobar si hay actualizaciones de cualquier tipo.

5º. Consulta tus notas.

Por supuesto, si entregas un trabajo o haces un examen, te pondrán una nota. Por suerte, no tendrás que estar pendiente de la plataforma para ver si ya se han publicado las notas, ya que recibirás una notificación cuando el profesor puntúe tu trabajo. A partir de ese momento, podrás ir a la sección «Calificaciones» y mirar tu nota. ¡Y aún hay más! Tu profesor podrá subir la tarea corregida para saber en qué has fallado y qué tienes que reforzar.

6º. Asiste a las videoconferencias.

Pero ¡tranquilo! No todo va a ser hacer deberes y entregar trabajos. Cada vez son más los profesores que están aprovechando Internet al máximo y están incluyendo videoconferencias en su método de enseñanza. Así, a través de Google Classroom, tu profesor podrá informarte sobre la próxima clase virtual: fecha, hora, plataforma de la videoconferencia, sobre qué irá la sesión…

Aunque a muchos alumnos no les agrada la idea de asistir a clase desde casa, en realidad, esta parte de la enseñanza a distancia tiene muchas ventajas. El profesor podrá explicar detalladamente el contenido de la lección, resolver dudas a tiempo real y dar indicaciones o trucos para preparar los exámenes. Así que ya sabes, ¡no te pierdas la próxima sesión!

7º. Pregunta dudas.

Si, a pesar de las clases virtuales y las actividades, sigues teniendo dudas, podrás preguntar a través de la plataforma. ¿Cómo? Muy sencillo. Solo tienes que escribir tu pregunta en el tablón y esperar a que tu profesor responda. ¡Así de simple!

8º. Consulta tu agenda virtual.

Es posible que te lleve un tiempo acostumbrarte a tu nueva rutina. Por eso, en Google Classroom podrás consultar un calendario con todas tus tareas y reuniones pendientes y programar recordatorios para llevar todo al día.

Sí, ya sabemos que todo esto puede resultar extraño y caótico al principio. Pero ¡no te preocupes!, con paciencia, esfuerzo y un poco de tiempo conseguirás hacerte a esta nueva forma de enseñanza.

comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email