ba5d2bcf470ffb6281bd18c0808bdaac.jpg

¿Cómo es la personalidad de un niño con TDAH?

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad, también conocido por sus siglas TDAH, es una condición neurológica que afecta a muchas personas, especialmente a niños. Aunque la causa exacta del TDAH no se conoce con certeza, se cree que se debe a un desequilibrio químico en el cerebro que afecta la capacidad de atención y el autocontrol.

Pero, ¿cómo afecta el TDAH a los niños y a su personalidad? En este artículo, vamos a explicar cuáles son las características de un niño con TDAH.

Características de un niño con TDAH

Los niños con TDAH suelen presentar una serie de rasgos de personalidad que pueden ser distintivos y que pueden influir en su comportamiento y en su interacción con los demás. A continuación, se presentan algunos rasgos de personalidad que son comunes en los niños con TDAH:

  • Hiperactividad: a menudo, estas personas parecen tener una energía sin fin y pueden ser muy activos e inquietos, incluso en situaciones en las que se espera que permanezcan tranquilos, como en el aula o en la hora de dormir. Su capacidad de atención es limitada, y normalmente no pueden seguir una clase con facilidad.
  • Dificultad para concentrarse: estos niños pueden tener dificultad para prestar atención a las tareas que se les asignan y pueden parecer distraídos o desinteresados en lo que están haciendo. Esto puede llevar a dificultades en el aprendizaje y en las relaciones sociales.
  • Impulsividad: los niños con TDAH a menudo actúan sin pensar en las consecuencias de sus acciones. Pueden interrumpir a otros cuando hablan, hablar demasiado y en momentos inapropiados, y tener dificultades para esperar su turno.
  • Bajo autocontrol: normalmente, las personas con TDAH tienen dificultad para controlar sus emociones y pueden parecer más propensos a tener rabietas, berrinches y explosiones emocionales.
  • Problemas de comportamiento: por último, también pueden tener problemas para seguir las reglas y las normas sociales, lo que puede llevar a conductas problemáticas, como peleas, mentiras y robos.

Es importante destacar que cada niño con TDAH es único y puede presentar diferentes combinaciones de estos rasgos de personalidad. Además, estos rasgos no son exclusivos de los niños con TDAH y pueden estar presentes en niños sin esta condición. Por lo tanto, es importante no etiquetar a los niños con TDAH basándose únicamente en su comportamiento y en su personalidad.

Por eso, los padres y cuidadores de niños con TDAH deben estar informados sobre esta condición para saber identificar y manejar los síntomas y otros comportamientos asociados. Un diagnóstico adecuado y un tratamiento integral pueden ayudar a los niños con TDAH a manejar sus síntomas y a desarrollar habilidades para el éxito en la vida. 

En general, a pesar de los trastornos en el aprendizaje que provoca el TDAH, los niños con este trastorno tienen muchas fortalezas y talentos, y que pueden contribuir de manera significativa a la sociedad si se les brinda el apoyo y la atención que necesitan.

comparte este artículo