adolescente-pensando.jpg

Cinco consejos para una vuelta al cole feliz

El verano da sus últimos coletazos y, aunque todavía el calor está latente, llega el momento de pensar en la vuelta al cole. Un momento de ilusión y nervios a partes iguales, que provoca cierta tensión entre los padres.

Pero no hay nada de lo que preocuparse. La vuelta el cole debe ser un momento a recordar, tanto para los padres como para los niños. Por eso, te explicamos algunos consejos para que la vuelta al cole sea lo más feliz posible.

Rematar los refuerzos del verano

Cuando comienzan las vacaciones de verano, los profesores suelen mandar algunos deberes para reforzar lo aprendido durante el año. Estas tareas no son un capricho, y se deben realizar y rematar antes de que comience el nuevo curso, sobre todo para comenzar al mismo nivel que el resto de compañeros.

Las nuevas rutinas, antes de la vuelta al cole

Verano es una época de merecida desconexión, lo que provoca un importante cambio de horarios. Por eso, durante los primeros días del mes de septiembre, es importante ir cambiando las rutinas de manera paulatina para que el primer día no sea excesivamente duro al tener que madrugar.

Todo el material, a punto

Antes de la vuelta al cole, es importante tener preparado todo el material escolar y los libros que se utilizarán a lo largo del curso. Pero esto supone un fuerte desembolso que puede poner en jaque las finanzas personales. Por eso, es importante reutilizar, en la medida de lo posible, los libros de los hermanos mayores y aprovechar los descuentos y otros programas para que las familias puedan acceder a este material de forma fácil.

Visita previa al colegio

Los días previos al inicio del curso escolar pueden ser interesantes para conocer el itinerario hasta el colegio, especialmente si es la primera vez que matriculas a tus hijos en él. Así, sabrás si hay problemas de tráfico, si hay algún recorrido mejor que otro y tener un cierto sentido de la ubicación.

Probar uniformes y marcar ropa

Otra de los consejos importantes para la vuelta al cole es tener preparada la vestimenta con antelación. En algunos colegios, esto implica comprar los uniformes o el babi para los más pequeños. Y, por supuesto, probárselos antes de que empiece el curso escolar por si es necesario cambiarlo. Además, hay que probar el calzado para que sea cómodo para todo el curso.

En definitiva, la vuelta al cole no tiene por qué ser complicada, y mucho menos estresante. Si sigues estos consejos, podrás enfrentarte a un nuevo curso sin preocupaciones.

comparte este artículo