9e890ea0-5532-4a09-9af0-29fece74059d_alta-libre-aspect-ratio_default_0

Así piensan los adolescentes hoy en día

Tendemos a pensar que todas las generaciones piensan del mismo modo, y esto no es cierto. Sí, tú recuerdas cuando eras joven y cómo pensabas. Pero… ¿Piensan igual tus hijos? Lo cierto es que, muy probablemente, no. Hoy, hablamos de cómo piensan los adolescentes hoy en día.

Las claves del pensamiento de los adolescentes hoy en día

A continuación, te mencionamos las principales claves que definen el pensamiento adolescente hoy en día:

  1. Sin filtros de contenidos: En primer lugar, hay que tener claro que los adolescentes de hoy en día no tienen filtros para los contenidos que reciben. Son una generación que ha crecido con internet y han navegado por él sin ningún tipo de filtro, así que no conocen la censura, ni legal ni social. Esto tiene dos consecuencias: La primera, el consumo de cualquier contenido sin prejuicios; la segunda, un efecto pendular, en el que ellos mismos pueden convertirse en censores de opiniones y comportamientos ajenos.
  2. Posible adicción a internet: Aunque tan sólo un 13% de los adolescentes reconoce tener una adicción a internet, lo cierto es que el porcentaje es mucho mayor (el porcentaje de adictos que reconocen serlo siempre es muy inferior al de adictos que no lo reconocen). Esta adicción es mucho más fuerte en la medida en que existen teléfonos móviles. Sin duda, para entender la mente de un joven, hay que entenderla desde su más que probable adicción al teléfono y a internet.
  3. Evasión en redes: Más de un 10% de los jóvenes reconoce utilizar las redes para evadirse de sus problemas. Este dato es bastante relevante, puesto que la evasión implica disconformidades con la vida real. Ayudar a los jóvenes a abordar esa vida real de una forma más eficaz puede reducir la necesidad de evasión en redes.
  4. Dependencia de estímulos: Casi un 20% de los jóvenes reconoce sentir alegría al recibir un mensaje de texto. De nuevo, el porcentaje real probablemente sea muchísimo mayor. Este dato es fundamental, porque se sabe que las empresas de redes sociales tienen en plantilla a psicólogos y trabajadores de casinos especializados en generar en los usuarios dependencia a través de descargas de dopamina. Literalmente, los jóvenes son adictos a los mensajes que reciben por WhatsApp e Instagram.
  5. Despersonalización: Un 10% de los jóvenes ha falsificado su identidad en internet. Además del posible delito que esto implica, hay que hacer especial hincapié en el carácter despersonalizador que esto tiene (y más teniendo en cuenta que la despersonalización es un síntoma de depresión).
  6. Ciberbullying: Por último, casi un 8% de los jóvenes ha compartido imágenes de terceros con amigos para reírse y ridiculizar. Dada la sanción social a este tipo de comportamientos, el porcentaje real probablemente sea mucho más alto.

Como puedes ver, hoy en día, los adolescentes piensan de formas un tanto distintas a como lo hacían otras generaciones. ¡Cuidado! Hay otras cosas que permanecen inalterables, porque, a fin de cuentas, siguen siendo humanos. Pero conviene atender a los cambios para aprovecharlos.

comparte este artículo